Puerto Rico Historic Building Drawing Society


La Puerto Rico Historic Buildings Drawings Society es un equipo de profesionales que incluye representantes de distintas diciplinas y diversos campos como arquitectos, ingenieros, arqueólogos, planificadores urbanos, diseñadores, historiadores y educadores cuyas contribuciones estan dirigidas hacia el fin común de educar y promover el espectacular ambiente histórico de Puerto Rico, pero mas aun, asegurar que su pasado es investigado y documentado, divulgado por todo el mundo y conservado.

En el sitio Web de la PRHBDS se puede encontrar colecciones de dibujos arquitectónicos, fotografías e información de sobre 1,200 estructuras y lugares históricos en Puerto Rico.


PRHBDS en Facebook

Lo que comenzó como una pequeña página de Facebook en el año 2011, se ha convertido en un depósito arquitectónico e histórico para el disfrute de todos y en la mañana de hoy ha escalado a 141,000 Likes en su portada.

Diccionario Visual de la Arquitectura

PRHBDS Inicialmente, la PRHBDS desarrolló el Diccionario Visual de la Arquitectura para usar como hoja de cotejo y herramienta en la confección de los inventarios de sitios históricos en Puerto Rico. Los dibujos y descripciones que le acompañan proveen definiciones en detalle para los terminos que usted debe usar en la descripción técnica de la apariencia fisica de un edificio.

En la mayoría de las librerías usted puede encontrar libros con descripciones de los estilos y períodos arquitectónicos en general. Esta guía en particular tiene el propósito de explicar los detalles específicos que con mas probabilidad usted encontrará en los edificios históricos en Puerto Rico.

Luego de identificar y tomar nota de los detalle arquitectónicos comparando las características del edificio con las ilustraciones del apéndice al tomar esta sección como guía, debe facilitarse el usar los terminos técnicos al preparar la descripción narrativa de la apariencia del edificio.


Estudio de Fachadas: Arquitectura en Puerto Rico y su Serie de comparativas

El propósito de la serie de comparativas no es para nada comparar desfavorablemente nuestra arquitectura con sus precedentes europeos, ni mucho menos implicar que nuestros edificios históricos son meras copias de otros, sino todo lo contrario. Su objetivo es destacar el hecho de que nuestra arquitectura histórica entronca con la tradición arquitectónica europea, y que en su calidad y riqueza monumental rivaliza con estructuras de reconocido valor histórico, arquitectónico a nivel mundial.

El análisis"compara y contrasta" es una herramienta útil y ampliamente validada en los círculos académicos para adquirir nuevas perspectivas del objeto de estudio.

Hay una diferencia significativa entre "influencia" y "copia". No hay arquitectura que esté libre de toda influencia, aun la más primitiva está inspirada en las formas de la naturaleza; mas sin embargo "copiar" tiene una implicación negativa de calcar o reproducir algo mecánicamente sin aportar nada.

(imagen izquierda)
Casa William Korber, 1917, Miramar, San Juan, Puerto Rico Diseñado por Antonin Nechodoma.

(imagen derecha)
Casa Susan Lawrence Dana, 1902 Springfield, Illinois, EEUU Diseñado por Frank Lloyd Wright.


-material reseñado con autorización de la PRHBDS©



Cautivan a miles de personas fotos históricas de Puerto Rico

Por Libni Sanjurjo
Publicado en Primera Hora el 22 de enero de 2014.

Andrés Rivera está asombrado con el éxito que ha tenido la página en Facebook de Puerto Rico Historic Building Drawings Society (PRHBDS), tres años después de crearla como parte de la fundación que lleva el mismo nombre.

La punta de lanza que ha estimulado el crecimiento de la página, al punto que hoy tienen sobre 81,853 likes, es la publicación de fotografías históricas sobre Puerto Rico, muchas relacionadas con sus antiguas edificaciones.

Al día, los administradores suben entre dos y cuatro fotos antiguas, entre una y dos recientes (para comparar) y entre ocho a diez dibujos diarios sobre arquitectura. Las más recientes muestran el Palacio de Santa Catalina (1910), un trabajador en un cañaveral en Arecibo (1942), un jíbaro y su familia, al frente de su casa en una finca en Aguadilla (1942) y un domingo en la mañana en el mercado de Ponce (1899).

“Iban subiendo las fotos y la gente se volvía loca, pero loca, a nivel de 1,000 likes por día (en la página)”, recuerda Rivera, fundador y presidente de la Junta de Directores.

“Fue una sorpresa bien agradable –recuerda– al ver que la gente empezó a reaccionar, una alegría increíble”.

Puerto Rico quiere conocer su pasado

La iniciativa de esta entidad sin fin de lucro comenzó cuando como dueño de DesignGraph Corporation, empresa dedicada a documentar edificios, Rivera se preguntó qué hacer con la cantidad de material acumulado. La respuesta apuntaba hacia la necesidad de educar sobre el país que éramos, con marcado interés en la arquitectura.

“Nos dimos a la tarea de abrir la página y empezamos a subir los dibujos y fotos y vimos un interés”, apuntó.

Pero, explica, “no era lo mismo un dibujo técnico que atraía solo dos o tres likes, que un dibujo con foto, ahí fue que comenzamos los likes. ‘iPero esta casa antigua! ¿Aquí en Puerto Rico o europa?’, nos decían. ‘Mentira, eso no puede ser así’, (también decían)”, mencionó.

Fue así como iba subiendo como la espuma el interés de los usuarios de Facebook por esas fotografías en blanco y negro, así como dibujos de edificaciones, entre otro material, que mostraban un Puerto Rico tan lejano como cercano. “Si hay un logro en esa página, consiste en que le hicimos ver a todo el mundo que no era cierto que la gente no quería saber de su pasado, todo lo contrario (…). Puerto Rico tiene una sed muy grande de conocer de su pasado”, sostuvo.

En un día, la PRHBDS recibe entre 40 y 45 mensajes al Inbox de Facebook, un promedio diario de 120 correos electrónicos y “los comments son incalculables”.

Además, la cantidad de veces que los usuarios hablan sobre temas relacionados a la página o su contenido, es decir los talk about, varias veces han sobrepasado el número de likes que recibe el espacio de la fundación en la red social.

Y una cosa los ha llevado a otra: no solo han captado la atención de personas en distintas partes del mundo sino que instituciones privadas y gubernamentales se han comunicado con ellos para proponerles alianzas. “Hemos logrado sitial la historia de Puerto Rico en un punto bien visto por muchos, no solo de Puerto Rico”, dijo.

Inicialmente, la página tenía una audiencia mayormente de fuera de Puerto Rico (89 %), pero ahora la mayoría es local (70%).

PRHBDS está integrado por una directiva voluntaria compuesta por arquitectos, ingenieros, licenciados y agrimensores, entre otros profesionales, y se nutren, principalmente, de tres fuentes: (1)material de ocho bibliotecas de España, Puerto Rico y Estados Unidos, (2) donaciones privadas y (3) el material de Design Graphs.

¿Por qué continúan haciéndolo a pesar de ser algo voluntario?

Porque las personas están reaccionando, dan las gracias; los comentarios; están ofreciendo alianzas y colaboraciones, y creo que estamos aportando un pequeñito granito de arena de cómo mejorar este país. Nos negamos a estar de brazos cruzados. Nos quejamos pero tratamos de hacer algo al respecto.



Arquitectura, nostalgia y preservación

De una oficina a las redes sociales y de ahí hasta la conciencia colectiva; aquí una mirada a la labor de Puerto Rico Historic Building Drawings Society.

Publicado en el Nuevo Día
sección Estilos de vida el 29 de junio de 2013.

El edificio, más allá de su forma, es una gaveta de voces y vidas. La arquitectura, ese arte de construir edificios y memorias, puede ser puente para que un pueblo reconozca su historia y los trayectos que quiere emprender.

Puerto Rico Historic Building Drawings Society (PRHBDS) cree que la arquitectura es un lenguaje que une trasfondos disímiles en nombre del rescate, restauración y preservación del patrimonio arquitectónico. Dos años de trabajo han cincelado la organización sin fines de lucro que tiene como misión estudiar, documentar y divulgar el valor arquitectónico de Puerto Rico mientras promueven la protección del patrimonio como marca de identidad.

La presencia más notable de la iniciativa es la página de Facebook, Puerto Rico Historic Building Drawings Society, que en un año ha logrado 25,972 likes al momento de escribir estas líneas porque dicha cifra avanza.

El Facebook corre y en el feed aparece una foto contemporánea o histórica, un dibujo, un lugar, y el documento parece cobrar vida cuando más allá de los likes, los usuarios escriben desde anécdotas hasta testimonios de la historia que ha pasado por allí.

La nostalgia entonces no tarda en llegar entre recuerdos del pasado, de la historia familiar y de nuestros pueblos cuando comparten fotos de, por ejemplo, la construcción del portalón de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, San Juan (1937), una imagen de Altos del Toro, Isabela (1898-1917), el dibujo del hotel Flamboyán, Condado (1964) o la construcción del proyecto hidroeléctrico en la represa de Caonillas, Utuado (1948), por citar algunas que esta entidad cuelga para llevarse decenas o cientos de likes. Ese intercambio afianza que desde el urbanismo también se puede derivar respeto histórico.

“Esto es algo que armoniza un interés en esta isla que casi siempre está tan dividida porque la gente busca preservar y se está dando cuenta que antes, que teníamos menos, éramos más”, señala el fundador y presidente de PRHBDS, Andy Rivera, al apuntar que, entre tantos avances, se han perdido en el camino ciertos valores.

A juicio de Rivera, la arquitectura del País “no tiene nada que envidiarle a la de otros lugares” pero la sensación de que aquí no se valoran suficiente los recursos con los que se cuenta no se le escapaba de su mente. Crear conciencia de lo que tenemos, lo que ha sido y proteger los edificios históricos de Puerto Rico guiaron entonces la idea de este proyecto abocado a la memoria colectiva.

Al arquitecto le han dolido tanto el olvido como las demoliciones de edificios históricos y, de algún modo, esas molestias también desembocaron en la acción tras PRHBDS. “Siempre veo que la gente valora, atesora, y le saca el jugo a todo lo que sea histórico, excepto Puerto Rico. Es como decir ‘vamos a matar a tu abuelo, vamos a botarlo de la casa, porque está viejo y no lo podemos usar’. No, en muchas civilizaciones todo lo antiguo es cultura y aprendemos de ello”, critica quien no ve riña en el cuidado histórico con las visiones más progresistas.

Lo que comenzó como un proyecto interno de la oficina DesignGraph Corporation que se dedica a la documentación de estructuras existentes (As-Built) de edificios, espacios y estructuras, evolucionó a la intención de poner a disposición del público ese fondo documental.

“La vida es tan corta, hay que compartir, y para mí no hay mayor satisfacción”, expresa quien siente que paulatinamente el interés por el pasado ha cobrado auge. “Me atrevo a decir que Puerto Rico tiene en este momento una necesidad grande de saber su historia y que hay un resurgimiento de interés histórico”.

En el archivo

Como un esfuerzo cifrado para que Puerto Rico no desconozca su valor histórico (“no solo es la arquitectura sino la historia que hay detrás de esa arquitectura”, dice), PRHBDS busca educar a la ciudadanía e involucrarla a partir de su plataforma en las redes sociales.

De hecho al navegar el Facebook de la entidad también se encuentran las “ArquiTrivia” como parte de su labor educativa y, entre sus metas en esa línea está el abogar por que la arquitectura se estudie desde la escuela elemental.

El entusiasmo en el Facebook de PRHBDS es notable si se revisan anécdotas y los datos que se desprenden de las conversaciones de los usuarios. Esa reacción ilusiona a Rivera porque la información que los cibernautas comparten se convierte en instrumento para su archivo.

“Nosotros vemos eso como una herramienta, además de un entretenimiento porque todo eso queda en récord. (En la página) tengo gente de 18 años hasta 80 y pico, nos llaman, nos envían friend requests, nos envían sus fotos de su tatarabuelo que era soldado americano aquí”, comparte de lo que siente que ha convertido en una suerte de dinámica de historia oral que queda plasmada en la red.

Según Rivera, la información documental y gráfica que fluye en esta página proviene de los 12 años de recopilación de su compañía DesignGraph. “Legalmente donamos todos esos trabajos a PRHBDS”, explica quien detalla que, según sus servidores, la organización tiene 7.6 millones de fotos de Puerto Rico porque consideran que “cada edificio es un archivo, una gaveta” en los que aguardan detalles y perspectivas que no deben ignorarse.

“Como entidad nos vamos a autoproclamar el archivo más grande a nivel mundial de arquitectura histórica de Puerto Rico”, subraya Rivera quien ilustra que, en su archivo, la entidad tiene los edificios vectorizados.

“Vectorización y digitalización no son lo mismo. Vectorización es manipular el dibujo a tu necesidad gráfica. Tenemos capacidad de revivir edificios muertos, que han demolido; revivimos la antigua estación de tren del Viejo San Juan, la recreamos y vectorizar significa que podemos hacer un 3D, una animación, puedes entrar, ver los trenes entrar y salir. Eso no lo puedes hacer con una digitalización pero sí con una vectorización”, sostiene Rivera.

Esfuerzos y desarrollo

El desarrollo de PRHBDS es la prioridad porque aspira a formar alianzas con entidades educativas, organizaciones profesionales, empresas privadas, comunidades y el gobierno para que el rescate arquitectónico evolucione desde su iniciativa individual a una colectiva, ilustra Rivera.

Los proyectos son diversos y, como enumera, van desde trabajar el primer diccionario con arquitectura de Puerto Rico como esfuerzo educativo, completar el catálogo digital de edificios y estructuras históricas del País para que estudiosos y el público accedan gratuitamente a través de la Internet y desarrollar una de sus gestiones más ambiciosas: el mapa tridimensional interactivo de las zonas y estructuras históricas locales.

“Estará catalogado por topografía, arquitectura, ingeniería, infraestructura, arqueología, es como el Wikipedia de la arquitectura donde todo el mundo puede acceder el tema que le interese”, dice del proyecto en el que las imágenes pueden verse en capas o simultáneamente, y que entre sus opciones permitirá que el usuario rote el mapa y vea lo que interese desde edificios, calles o estructuras como, por ejemplo, las iglesias del Viejo San Juan.

Los techos de diversas edificaciones no son territorio ajeno para PRHBDS porque Rivera y su equipo se trepan en techos para fotografiar como parte del mapa digital. “Por ejemplo, esto es una torre que es el primer centro meteorológico de los españoles en Puerto Rico pero nadie sabe que está ahí, en La Fortaleza”, indica al mostrar la foto en su computadora.

Rivera no siente cansancio al afirmar que “tenemos joyas arquitectónicas y tenemos que cuidarlas”. Pero exhorta a que ese cuidado recaiga en todos y que empiece desde la preocupación por conocer la historia colectiva.